Quién soy?

Soy Ainhoa, desde que tengo uso de razón me llamaba la atención el ámbito esotérico, con 10 añitos ahorré mi paga para comprarme una baraja de tarot, aún recuerdo la cara de la dependienta cuando me vió asomar por el mostrador con la baraja en mis manos...

Durante mi niñez y parte de la adolescencia siempre tuve sueños y sensaciones de acontecimientos que iban a suceder, al princio eran sensaciones bastante desagradables que tuve que aprender a gestionar, podría contaros miles de anécdotas pero las que mas me marcaron fue adelantarme a la separación de mis padres, la muerte de mi abuelo, las rupturas amorosas que con 16 años te crees que se acaba el mundo...

Nací con el Don de la videncia, es algo que no se aprende, no se estudia, se nace... Siempre me dicen que ser vidente es un regalo, pero los inicios siempre son duros y nacer con algo que no has pedido es muy dificil de gestionar cuando tienes 14 años, nadie te entiende y tus padres son totalmente escépticos. 

Tuve la suerte de que mi abuela supo desde el primer momento darle nombre a lo que me estaba pasando, cuando tuve edad suficiente me contó que mi videncia es algo que viene de familia, ya que ella también lo era, en ese momento comprendí perfectamente los misterios que siempre se traía, las visitas de tantísimas "amigas" (que serían clientas) a la habitación "prohibida" de su enorme casa, habitación que mas tarde supe que era una especie de despachito donde realizaba tiradas de tarot y elaboraba diferente tipos de rituales.

Gracias a ella aprendí a entendeme y a manejar este Don y por supuesto pude y puedo ayudar a tanta gente gracias a los conocimientos que me aportó mi abuela